Anastasija Sevastova

Tenis

Pista de tenis en Alt Erlaa, Viena, año 2014 : Anastasija Sevastova da clases a adultos, niños, a todos… Con esto quiere financiar sus estudios de Turismo en Krems. La joven letona de 24 años había abandonado en ese punto su carrera profesional debido a diversas lesiones. Tres años más tarde (junio de 2017): Pista central de hierba del torneo WTA “Mallorca Open” organizado por Edwin Weindorfer (e|motion). Anastasija Sevastova consigue llegar, como el año anterior, a la final. En ningún caso una sorpresa. Al fin y al cabo, la letona estaba en ese momento en el puesto 19 del ranking mundial. Se impuso en la final con 6-4 3-6 6-3 a la alemana Julia Görges y celebró su segundo título en en el WTA-Tour, tras el logrado siete años antes, el 8 de mayo de 2010, en Oeiras.

Lo que ocurre entre estos dos acontecimientos es posiblemente una de las historias más locas del deporte profesional. Sevastova conoció en su hogar por elección, Viena, donde tantas veces antes había entrenado, a Ronny Schmidt, originario de Estiria. También imparte entrenamientos en Alt Eerla. Ambos pasan tiempo en común y acaban siendo pareja. En algún momento deciden volver a intentar el salto al nivel profesional. Todos los ahorros son invertidos sin reservas en financiar ese viaje. ¡Una decisión que, sin duda, mereció la pena!

Agosto 2019: Ronny Schmidt sigue siendo entrenador de Sevastova, así como su compañero de vida. Anastasija, mientras tanto, ha alcanzado tres títulos WTA (el tercero el 22 de julio de 2018 en Bucarest), ha ganado premios en metálico en valor de 6.5 millones de dólares americanos y ha llegado a conseguir su mejor ranking mundial con el puesto 11 el 15 de octubre de 2018.